Share it

Sí, pero, ¿cuál de los dos es más bonito?

Sorprende la necesidad del ser humano por dejar satisfecha esta pregunta al valorar un paisaje en términos comparativos. En cualquier excursión, hoy de Beceite a La Caixa y retorno, la búsqueda de una respuesta nos precede a cada paso y en las más de las ocasiones, puede incluso frustrar o mejor decir, contaminar la experiencia. ¿Cuál de los dos sectores elegir?

  • Beceite-Las Crestas.
  • La Caixa-Beceite.
  • Conclusión

¿Por qué surge, mayoritariamente, la urgencia de establecer un ranking en nuestras preferencias paisajísticas?

Personalmente no deseo reflejar un paisaje, sino lo que he sentido ante él, dejándome llevar sin ningún tipo de apreturas ni prejuicios. Tampoco deseo firmar un juicio comparativo de belleza. Y para la elección de hoy me voy a dejar llevar por las piedras. Perdonen los expertos en geomorfología, los edafólogos, la tabla periódica, geólogos, porque no sé si sé, ni este el lugar para aclararlo.

Beceite-Las Crestas

El GR 8 parte desde Beceite hacia Las Crestas-Fuentespalda desde Plaza Santa Ana. Con la capilla a la izquierda, adelante aparecen dos caminos. Girar a la izquierda (no la que está señalizada para La Caixa) y en una señal de tráfico se ve un marcador rojo y blanco. En menos de 5 minutos girar a la derecha en una pista descuidada. La señalización es clara y acompaña hasta el final de la arista

¿ Cuántos millones de años tiene el suelo que piso? Me gusta enfrentarme a esta reflexión y dejar que las piedras hablen, empatizar con ellas. No importa que seas un miope en las ciencias del suelo. Si quieres conectar el paisaje real con tu paisaje recreado y traducir lo sentido desde lo visto, hazte estas preguntas. Visto su aspecto, de bordes redondeadas me atrevo a conjeturar que en algún momento fueron arrastradas, rodaron o las empujaron durante millones de años hasta detenerse aquí, perdida la inercia de ese empuje. Las hay de diferentes tamaños. Unas ruedan sueltas pero otras, compactas en una masa cementada, forman la estructura de pequeños escarpes y del conjunto de la ladera. En general prevalecen las tonalidades anaranjadas. ¿Qué formidables ríos las empujaron hasta aquí? ¿Y cual sería el ambiente climático que alimentaba esos ríos?.¿Sería antes o después de La Gran Extinción?.

DATOS DE NAVEGACIÓN

  • Inicio: Beceite
  • Acceso: Carretera autonómica A-2412 desde Valderrobles.
  • Dificultad: Difícil. Atención al descenso desde La Cresta hacia la carretera del pantano y al sector final de bajada al repetidor durante el descenso a Beceite.
  • Señalización: Sector Beceite-Crestas GR8 rojo y blanco. Sector La Caixa/Peryganyol PRTE152, en amarillo y blanco. El resto sin señalizar.
  • Tiempo real a pie: 5h. 30 m. Circular.
  • Distancia: 14 km.

Continua el trazado por senda, ascendiendo, fácilmente visible. Entre las masas de pinos y carrascas asoman vistas a la izquierda y a la derecha. Son hermosas y mejoran aún más a medida que se avanza. Pronto aparecerá a la derecha el embalse de Pena con La Caixa orgullosa en lo alto.

Las condiciones de visibilidad y la calidad visual son dos cualidades expresión de los valores emocionales del medio natural. Ambos son complementarias, en el sentido de que las condiciones de visibilidad determinan la situación física en la que referenciar la calidad visual. En excursiones de media montaña y de estas características, sobre alineaciones elevadas, la calidad visual es muy buena. 

Y estos relieves: ¿por qué de sus formas?

Desde donde estoy sentado aprecio los dos flancos de la cresta. Hacia el sureste tumbado en una ola suave hacia el Barranco de les Voltes. El flanco opuesto es un escarpe considerablemente más vertical e inaccesible.

¿Pero no debe por principio todo depósito o sedimentación ser horizontal? Siento que el terreno se ha forjado, como el carácter, ante presiones de uno y otro lado. Unas veces se aprecia dócil, agotado y otras terco al modelado erosivo. Cuando retorne a casa me sentaré en la biblioteca a encontrar respuestas y poner nombres técnicos a mis reflexiones. La comprensión de un lugar debiera incluir todos los componentes de ese lugar, no solo los obvios de la naturaleza, o sus monumentos, etc sino también las interacciones escondidas que de ellos y sus relaciones, se derivan. O al menos un poquito de cada y sobre todo el placer de sumar paisaje real y artístico.

En 1 hora y 15 minutos desde el inicio, se alcanza el final de la cresta. En este punto inconfundible el GR8 empieza a descender por la izquierda hasta las ruinas del Mas del Cocó. Ojo, No seguirlo. Poner atención al sendero que se mete a la derecha (mojón señalizándolo). Seguimos y en pocos metros el trazado se hace más patente. Es un camino estrecho, marcado ocasionalmente por marcas de pintura irregular azul / verde. Solo hay un punto después de 15 minutos en el que llega a un “cruce en T”, girar a la derecha y continuar descendiendo.

En 15 minutos más, el sendero se desvanece, pero se continúa bajando y en pocos metros se llega a una pista con olivos y almendros. Girar a la derecha en la pista del Mas de Farras y seguirla hasta salir a la carretera del Pantano de Pena y La Val de Los Olivares. Habrán transcurrido 2 horas reales a pie desde la salida.

La Caixa-Beceite

Las aspiraciones de los relieves fuertes siempre ningunean las del valle. Los calificativos de rocoso, afilado, escarpado, extenuante, ganan fácilmente más adeptos que el perfil modesto de una val y su descripción: dócil, aplanada, de suave pendiente, aterrazada. Son por otra parte el soporte más obvio para el rasgo humano del paisaje, las edificaciones y los cultivos agrícolas. En este caso cultivos de almendro mayoritariamente, a pesar del nombre Barranc dels Olivars. En cualquier caso será una cuestión de gustos. A mi me van ambas.

La percepción de la belleza de un paisaje es un acto creativo de interpretación por parte del observador.

(Polakowski 1975).
vista aérea de la caixa

Girar a la derecha avanzando por la carretera durante unos 200 metros hasta llegar al poste de señales de La Caixa. PR-TE 152. En el poste, girar por la pista entre olivares y almendros y continuar durante 5 minutos hasta el siguiente. Ahora comienza el segundo sector en ascenso siempre comprobando los marcadores amarillos y blancos. Llevará aproximadamente una hora hasta el poste de señales que indica la continuación y la subida al Periganyol. Retornaremos a este punto más tarde. Pero desde aquí ya hará un rato que tendremos casi enfrente La Caixa. Su nombre original es el de Arca, y el alineamiento que inicia el de Sierra de L’Arca con las cotas más elevadas de La Caixa 1.014 m. y el Periganyol 1.033 m, como se ve por su altitud más elevado que La Caixa, por lo que en caso de dudas no importa no se acceda a ésta dado que las vistas, serán muy semejantes y desde el Periganyol se verá la plataforma superior de aquella.

Durante el ascenso será fácil advertir el cambio de los materiales más abundantes las calizas. Aquí no hay duda, la mayor parte del macizo de Els Ports se alza sobre estos materiales. La estructura de La Caixa semeja una tarta incompleta dispuesta en cinco o seis , capas, horizontales sometidas a una ligera ondulación. Se la ve agotada pero en el fondo rebelde y desafiante. Esta deformación pone de manifiesto de nuevo la potencia de los empujes y el castigo de la erosión.

Continuar para acceder a la cara norte de La Caixa, siguiendo a su sombra durante unos 10 minutos hasta su espolón oeste. En este punto disfruta de las vistas o asciende a la plataforma. Valorar correctamente el riesgo e intentar el ascenso solo si se tiene la experiencia suficiente.

Atención:
La trepada a la plataforma de La Caixa se ayuda de una cadena de unos ocho metros instalada por una canal en la roca pero vertical y de agarres muy erosionados por el uso. Ojo si el día es frío y ventoso. Esa esquina es muy expuesta.
vistas desde la caixa

La superficie de la plataforma es lisa ligeramente ondulada y apuntada en su extremo noreste, hacia el Periganyol. La vegetación luce escasa y muy castigada por el ramoneo de las cabras salvajes que acceden a ella con increíble facilidad. Los accidentes singulares del relieve no solo acaban convirtiéndose en hitos para un territorio, que los admira con atractivo totémico. Además su lectura alerta y traduce a la actualidad los procesos que los han creado. Algunos lo llaman el “saber de los lugares y en los lugares”.

Volver al sendero andado hasta el poste del Periganyol y seguir el camino durante solo 5 minutos hasta la cima y el observatorio. ¡Qué vistas!

Hacia el Noroeste una extensión salpicada de formaciones tabulares características de paisajes semiáridos y entre ellas algunas poblaciones de las que reconozco la más próxima: Valderrobres. Más atrás los relieves van perdiendo entidad hasta casi convertirse en llanura. Es obvio que nos alzamos sobre el límite físico de un cambio morfológico de territorio y seguramente de carácter. La llanura versus la montaña.

Insisto en que la calidad visual ahora es excelente. Me alzo sobre un fantástico mirador tan subjetivo de interpretar como uno quiera. Vuelvo a mirar sobre La Caixa apreciando mejor su perímetro y la textura rala de su campa. Aparece en medio como un pequeño hoyo o depresión que no había notado antes, tal vez de origen humano.Entiendo ahora que en algún momento, hace millones de años, no solo la tarta de La Caixa si no toda la arista debió de ser descabezada, enrasada eliminando su cima primigenia y vuelta a rejuvenecer (paisaje actual).

Desde el puesto de observación y mirando al este hacia Beceite, se toma el sendero que baja por una pequeña cabaña de piedra. El trazado desciende abruptamente durante los primeros 5 minutos y algo suelto bajo los pies, así que cuidado. A partir de entonces, está claro y bien marcado por frecuentes mojones de piedra, resiguiendo la impresionante cresta rocosa.

Continuar por la arista hasta ponerse sobre la vertical de unas antenas. Es el momento de decir adiós a las vistas. Al frente Beceite y a su espalda el tramo final del cañón del río Matarraña. Donde el pinar no puede esconder la roca, se destacan los contrafuertes verticales de Los Ports de Beceite. Y a su izquierda otro paraje singular, los relieves del Penyagalera, con estructuras horizontales ligeramente inclinadas como cotilleando sobre el borde de la llanura vecina.

El trazado mientras, se aleja de la arista y desciende abruptamente hacia las antenas. Al llegar a ellas se sigue la carretera de acceso de hormigón durante 30 minutos hasta la carretera del embalse Beceite-Pena. Girar a la izquierda y continar durante 2 km hacia Beceite terminando en el punto de inicio, Capilla de Santa Ana.

Miguel de Unamuno escribió que “El genuino paisaje es de pequeños rincones. Allí es donde se coge el alma del campo.” Y estos paisajes, producen tal cantidad de esencia geográfica que podemos considerarlos excelentes y en esa esencia es donde se encuentra precisamente su poder y su fuerza. Ni te quedes en el umbral ni te dediques sólo a caminar. Sería una pena.

En casa busco respuesta a mis dudas sobre Geología. Al poder constructivo incontrolado y origen de las formas lo llaman tectónica. A la exposición orgullosa y juvenil del paisaje le dan el nombre de modelado y erosión. La nueva personalidad formada se renombra como relieve estructural. Lo lejos del proceso será en millones de años, muchos, con su calendario y nombres. Paleógeno, Neógeno. Hay más y más lejos Cretácico, Jurásico. También hay fechas muy señaladas que parecen los cumpleaños del territorio, o su defunción: Orogenia Alpina, Superficie de Erosión Fundamental. En las páginas de geomorfología encuentro los límites y sus nombres. Del Periganyol hacia Valderrobres y más, lo considera la Depresión del Ebro, a la espalda los Puertos de Beceite.

Conclusión

El tour circular de hoy ofrece la oportunidad de caminar alto, con vistas, a través de las dos divisorias que contienen la Val de Los Olivares -camino al pantano de Pena-. La primera sección Beceite-Las Crestas, señales rojas y blancas siguiendo el GR8, sube dirección al embalse ofreciendo vistas a la derecha, hacia La Caixa. El camino de regreso a través de la cima del Periganyol, con excelentes visuales en todas las direcciones incluso si desestimas el subir a la plataforma de La Caixa.

La bajada de Periganyol por la Solana de L’Arca no está señalizada, y presenta algunos tramos empinados y sueltos y el trazado, en algunos lugares, corre cerca pero no de manera vertiginosa, por el borde del eje de la arista.

Reconozco los detalles y memorizo los nombres de todo lo que manoseé: un conglomerado, la arenisca, las arcillas rojizas. Rocas detríticas dice. Y hay mucha más lectura, de interés casi épico,  cabalgamientos, chevrons, cizalladuras, que dejo para la siguiente ocasión.

conglomerados plegados

Els Ports. 16-22/10. Sugerencia de The Eye is Delighted para caminar una semana en otoño: más info

ignacio@theeyeisdelighted.com

Newsletter

Subscribe to our newsletter

Subscribe to our newsletter and stay updated on the latest news and special offers!
  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.